Una noche fuera de control

No merece ni el subtítulo

“Olía mal desde el principio, pero aún así me arriesgue”. Y mira que desde el principio, y tras ver el tráiler ya el asunto ‘olía a cuco’ de lejos; pero es que la comedia americana tiene algo que atrae. Normalmente su sencillez, la cantidad de paridas por minuto o lo tontuno de algunos personajes son suficientes para pasar un buen rato delante de la pantalla; pero de vez en cuando salen a flote ciertas excepciones que huelen más a blanqueo de pasta que a cine de entretenimiento, como es el caso de lo último de Lucia Aniello, realizadora que ha sido capaz de regalarnos una joya como Broad City y de paso brindarnos una de las peores comedias de la última década, la más que olvidable (y vomitable), Una Noche Fuera de Control.

Con menos chispa que Casillas en una rueda de prensa, con menos efervescencia que un TAB abierto el mes pasado. El último experimento de Aniello ronda lo ridículo desde el inicio y sobre explota lo que ya hicieron otros como Paul Feig (menuda cinta brutal la de Bridesmaids), de manera sobresaliente. Una Noche Fuera de Control es a Resacón en Las Vegas, lo que Deep Impact fue a Armageddon (quizás no sea el mejor ejemplo); pelis con temática similar e intenciones calcadas; aunque en nuestro caso, demasiado lejanas en cuanto a calidad (solo Zack Galifianakis ya se ventila a todo el cast) y originalidad, cosa que se refrenda casi desde la primera escena.

Lo que empieza con una sucesión de coñas semigraciosas, con Johansson de protagonista en algunas de ellas, termina derivando en una sucesión de chistes de garrafón en el que no se reiría ni el cuñao yendo de ácido. Aquí no hay profundidad de guión, ni a la hora de desarrollar los personajes (menos que La patrulla canina), ni a la hora de levantar una historia medianamente potable (todo demasiado repetitivo y poco atractivo desde el inicio), haciendo que el producto final huela a incompleto. Pero lo peor de todo reside en la nula capacidad para hacerte reír, y más tratándose de la típica peli americana en la que se hace un ‘all-in’ en cuanto a humor grueso se refiere. Ya sea por lo aturullado de las situaciones que van apareciendo en escena, por la nula frescura en el desarrollo de las mismas (alguna de ellas es para cagarse en … ) o por la escasa sintonía entre las actrices principales y su falta de intenciones (de pena); la cinta no logra llegar a niveles mínimos de dignidad, convirtiéndose más en un mero trámite que en una obra enfocada al entretenimiento.

Si buscas buena comedia, olvídate de esta. The RingLa Maldición o incluso aquella joya contemporánea de título Los Serrano, provocan muchas más risas que esta ‘cafrada’ en modo blockbuster. Prueba con otra y perdona a Scarlett.

Calificación: 1/10

 
 

Título original: Rough Night

Año: 2017

Duración: 101 min.

País: Estados Unidos

Director: Lucia Aniello

Guion: Lucia Aniello, Paul W. Downs

Música: Dominic Lewis

Fotografía: Sean Porter

Reparto: Scarlett Johansson, Kate McKinnon, Zoë Kravitz, Jillian Bell, Ilana Glazer,Demi Moore, Enrique Murciano, Colton Haynes, Ty Burrell, Dean Winters,Ryan Cooper, Hasan Minhaj, Karan Soni, Natalie Gold, Paul W. Downs,Tony Rodriguez, Liz Celeste, Daniel Raymont, Doris McCarthy

Productora: Columbia Pictures / Paulilu Productions / Sony Pictures Entertainment

 

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (1 votos, Promedio: 10,00 de 10)
Cargando…
Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*