Seguridad no garantizada

Viaje en el tiempo hacia lo más íntimo

Seguridad_no_garantizada_Ge_MC1

El tiempo es caprichoso. Y no… no estoy hablando del clima ni iniciando la típica conversación de ascensor. Lo que quiero decir lleva implícito algo más de profundidad, aunque no sea nada nuevo tampoco. Y es que a nadie se le escapa el poder que tiene el transcurso del tiempo para hacer y deshacer a su antojo planes, proyectos e incluso encumbrar o destruir lo que quizás en el pasado quedó inadvertido. El tiempo es un juez implacable, pone a cada uno en su lugar y nadie escapa a sus decisiones, aunque irónicamente, a veces no lo haga con justicia. De ahí a que utilizase la palabra “caprichoso” anteriormente para hacer referencia al concepto.

Precisamente, con las historias, personas y personajes que tienen que ver con Seguridad no garantizada (Safety not guaranteed), el tiempo ha sido especialmente veleidoso. Y escribo “historias”, así, en plural, porque las circunstancias tanto fuera como dentro de la producción se han visto afectadas de una forma determinante por este factor. Si se preguntan el por qué, sólo tienen que saltar al siguiente párrafo y les explico un poco todo el asunto.

Vamos primero con su director, Colin Trevorrow, un californiano que allá por el 2002 estrena su primer cortometraje, Home Base, el cual pasa sin demasiada pena ni gloria por la historia del cine y se queda acumulando polvo en las cinematecas más recónditas. Tendría que pasar un lapso de nueve años, es decir, hasta el 2011 para que dicho realizador estrenase su primer largo, que no es otro que éste que vamos a analizar. Por azares del destino, Seguridad no garantizada conseguiría un destacable revuelo en festivales de considerable categoría como Sitges, los Premios Gotham, o los certámenes del año 2012 del festival de Sundance y los Independent Spirit Awards, donde se llevó sendos premios gracias a la originalidad de su guión. Nueve años para probar las mieles del reconocimiento no son pocos. Muchos hubieran tirado la toalla en medio del camino. Caprichos de la vida.

Pero la anécdota temporal se extiende aún un poco más allá si pensamos en su estreno en las carteleras españolas, pues no hemos podido verla hasta ahora, tres años después de su estreno original, ya bien entrado el año 2014. Sin duda, un caso bastante singular y azaroso tal y como íbamos diciendo.

Ya de cara al futuro, una vez instaurado en la industria cinematográfica, Colin Trevorrow anda preparando un Remake sobre El vuelo del navegante (The Flight of the Navigator, Randal Kleiser, 1986), y una especie de “reboot” de la saga Parque Jurásico, por lo que podríamos decir con cierta malicia que a pesar de todo, el director sigue mirando al pasado a pesar de tener afianzado su presente y las puertas abiertas respecto al futuro.

Pero dejemos este batiburrillo de etapas y vayamos a la película en sí.

SAFETY NOT GUARANTEED

Seguridad no garantizada parte de una premisa algo excéntrica y por qué no decirlo, también original. De hecho, todo el planteamiento de la película es bastante novedoso si tenemos en cuenta lo manido que está en el cine la temática de los viajes en el tiempo. Ya verán. Todo parte del anuncio que habéis visto en la primera foto; en la peculiar publicación se pide un compañero para viajar al pasado, a cambio el anunciante ofrece una remuneración económica, pero advierte que, aunque no es la primera vez que ya ha navegado a tiempos pretéritos, esta vez la seguridad de quien se ofrezca no está garantizada, es más, se pide como requisito que el interesado traiga sus propias armas. A todas luces parece el desvarío de un lunático fantasioso; por mucho que éste pusiera en su anuncio clasificado “esto no es una broma”, ¿quién podría tomarse en serio semejante locura?. La respuesta es sencilla, tres periodistas que, por supuesto, no hacen ni caso a la propuesta del anuncio, pero en cambio ven en él una apetitosa historia que sirve como la carnaza perfecta para realizar un llamativo reportaje. Ya sabemos que las historias de personajes excéntricos siempre venden, ¿no?.

El caso es que una vez nuestros tres periodistas, Darius (Aubrey Plaza), Jeff (Jake Johnson) y Arnau (Karan Soni) dan con el peculiar autor del anuncio, descubren que pocos de sus prejuicios resultaban ser ciertos, y que a lo mejor, el lunático no tenía los pies tan alejados de la tierra, sino que tiene más bien su cabeza y su corazón mirando al pasado.

SAFETY NOT GUARANTEED

Ya hemos dicho que estamos ante una producción sobre viajes en el tiempo que es atípica en su planteamiento. Por supuesto, no vamos a desvelar parte de la trama, ya que siempre queremos mantener nuestra esencia y nuestro respeto hacia aquellos que aún no han visto la película. Pero cabe señalar que Seguridad no garantizada tiene su punto fuerte en lo original de una propuesta que parte de la ciencia ficción para viajar hacia el fondo de nuestros sentimientos más íntimos, y por supuesto, de sus personajes. En esta historia no es tan importante hacia qué momento y qué lugar de la historia viajarán sus protagonistas, aquí lo que se resalta es el por qué quieren viajar, es decir, sus motivaciones más personales y recónditas. Por tanto, la cuestión se extiende irremediablemente hacia el espectador. ¿Qué cambiarías del pasado si tuvieras esa capacidad en tus manos?, ¿cambiarías la historia del mundo o usarías dicha facultad para cambiar aquello que te marcó de por vida?. Es más… ¿lo usarías con buenas intenciones o lo harías exclusivamente para tu provecho?.

Como podéis ver, el trasfondo con el que juega el guión de la película (que por cierto es obra de Derek Connolly) da para mucho. Y la verdad es que no se desaprovechan las premisas argumentales, pues es en la trama, en su ya citado planteamiento y en su desarrollo donde residen los puntos fuertes de todo el asunto, aunque ésa sea prácticamente la única virtud a destacar en Seguridad no garantizada. Es una película valiente y original, tiene una voluntad renovadora dentro del propio género, pero por otro lado viene lastrada por demasiados elementos que hacen que no podamos catalogarla de una película notable, sino más bien de una fábula correcta y bienintencionada.

SAFETY NOT GUARANTEED

El primero de sus grandes defectos, además de la mella que se intuye que han hecho en la producción los diferentes retrasos en su fecha de estreno, es su discreto presupuesto. Muchos dirán en mi contra que precisamente el aire de película independiente de bajo presupuesto es lo que le termina de dar el toque de encanto a la película de Trevorrow, pero no me quiero negar a imaginar lo que hubiera sido del proyecto con un reparto más competente, ya que sólo se salva del desastroso casting el afanoso Mark Duplass. El resto de actores en cambio está para “quitarles la licencia de actor” durante un buen tiempo, y más si hablamos de la inclasificable Aubrey Plaza, actriz que si me atrevo a adjetivarla de tal manera es porque nunca he visto a nadie con menos expresividad en su cara y gestos. He visto muñecas de porcelana con más registros que la dichosa Aubrey, la pobre se carga cada escena en la que aparece, no sabe adaptarse a los momentos cómicos, y ya cuando aparece el drama la cosa adquiere tintes trágicos, pero en cuanto a profesionalidad se refiere. Me pregunto quién fue capaz de ver en esta chica a la actriz ideal para su película, sin duda es un misterio que se me escapa de las manos.

Sin duda, entre el desastroso casting, que los personajes secundarios son tremendamente planos y no salen del estereotipo más escandaloso, y que alguna de las tramas secundarias dan puntualmente vergüenza ajena, lo que realmente vale la pena, que es la historia de Kenneth y Darius, queda terriblemente ensombrecido. Así pues, lo que podía haber sido una potente metáfora sobre la facultad de poder superar los traumas sentimentales del pasado y tener la valentía de afrontar el presente sin miedo a sufrir emocionalmente se queda en una loable intención que pretende llegar demasiado lejos pero se queda a medio camino.

Quién sabe, quizás no fuese éste el momento de Colin Trevorrow. ¿Y si hubiese esperado más para conseguir un poco más de financiación?. ¡Ay!, la vida… pasarán los años y siempre nos tendrá pensando en el dichoso “¿Y si…?”.

Ya saben, caprichos…

Calificación: 5,5/10

 
 

safety_not_guaranteed_cartel_original

Título original: Safety Not Guaranteed

Año: 2011

Duración: 85 min.

País: Estados Unidos

Director: Colin Trevorrow

Guion: Derek Connolly

Música: Ryan Miller

Fotografía: Benjamin Kasulke

Reparto:  Mark Duplass, Aubrey Plaza, Jake Johnson, Karen Soni, Mary Lynn Rajskub, Lauren Carlos, Jeff Garlin, David Schultz, Kristen Bell, Lynn Shelton

Productora: Big Beach Films / Duplass Brothers Productions

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (3 votos, Promedio: 9,33 de 10)
Cargando…
Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.