Magic Mike XXL

Money, money, (strip) money

Nadie hubiera dado un duro por Magic Mike antes de que, en 2012, la película dirigida por Steven Soderbergh se convirtiera en uno de los sleeper del año.

Seamos sinceros: la cosa pintaba mal. Una historia de un grupo de strippers masculinos no auguraba nada bueno. ¿Estábamos ante un Bar Coyote para chicas, es decir, una película absurda y estúpida a más no poder pero llena de escenas calentorras para subir la temperatura corporal del sexo opuesto, su público potencial? Eso parecía. Sin embargo, para sorpresa de todos, la cosa terminó por ser un sorprendente y notable drama, al contar con un guión bastante bien desarrollado que lograba hacer interesante la historia de Mike y Adam «El Niño» (el uno intentando salir del mundo del striptease para prosperar en la vida, el otro cayendo en una espiral de drogas y sexo fácil), a la cabeza del grupo de Reyes de Tampa liderados por el inefable Dallas (un Matthew McConaughey ya en plena forma interpretativa).

Ahora, sin McConaughey (ocupado con su Oscar y su nuevo estatus de estrella) y sin Alex Pettyfer (parece que Channing Tatum no se llevó muy bien con él durante el rodaje de la primera parte… y ya saben, el protagonista de Foxcatcher es el alma de este proyecto), los strippers vuelven a la carga. Eso sí, la carga que llevan es ligera…. ligerísima, vaya.

Allí donde más triunfaba su predecesora, que era en ofrecer un guión mucho mejor de lo esperado, Magic Mike XXL fracasa estrepitosamente. Principalmente porque no hay guión. No hay historia. No hay nada. Nada más allá de diálogos insulsos, escenas vacías que sólo parecen estar ahí para rellenar entre baile y baile, y la intención nada disimulada de hacer la película únicamente porque la predecesora hizo mucho dinero. No hay más. Es como si todos los implicados se hubieran limitado a hacer lo mínimo para salvar la papeleta porque, total, hay tíos que se quitan la ropa. Y con eso parece ser que basta. Pues no, amigos, no basta, porque la película es mala, sosa, estúpida y aburrida hasta la saciedad. No pasa nada, no hay ni una arista de la trama que sea mínimamente interesante y llega al final y no hay nada que merezca la pena ser recordado. ¡Y encima dura casi dos horas! Dos horas de nadería absoluta. De locos.

Se salva algún momento más logrado, como el hilarante baile que se marca Joe Manganiello con Backstreet Boys de fondo, y por supuesto se salva el esfuerzo de los actores masculinos, que se ve que se lo pasaron bien haciendo la película (salvo Tatum, quien no parece muy contento de repetir, salvo por el cheque que debe de haber cobrado… y sinceramente, a Matt Bomer, en pleno auge y tras su alabadísima interpretación en la excelsa TV movie The Normal Heart, no le beneficia para nada aparecer en películas tan plúmbeas como esta) y que siguen bordando las coreografías, pero Magic Mike XXL es una experiencia nada estimulante desde ningún punto de vista. De hecho, es mala. Quedan avisados.

Lo mejor: Las coreografías y lo bien que las ejecutan los actores.
Lo peor: No aporta nada, la historia es insulsa a más no poder y le falta ir con un cartel con el símbolo del dólar pintado para que sus intenciones queden más claras.

Calificación: 2,5/10

 
 

Título original: Magic Mike XXL 

Año: 2015

Duración: 115 min.

País: Estados Unidos

Director: Gregory Jacobs

Guión: Reid Carolin, Channing Tatum

Fotografía: Steven Soderbergh

Reparto: Channing Tatum, Matt Bomer, Joe Manganiello, Kevin Nash, Adam Rodriguez,Gabriel Iglesias, Elizabeth Banks, Donald Glover, Amber Heard, Andie MacDowell,Jada Pinkett Smith, Michael Strahan

Productora: Warner Bros. Pictures / Iron Horse Entertainment

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (1 votos, Promedio: 10,00 de 10)
Cargando...
Pin It

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.