Invencible (Unbroken)

Angelina no corre lo suficiente

Invencible_Ale_MC1

La manera fácil de conseguir hipnotizar a los académicos es a través de las historias patrióticas y atrayentes, que mejor que incluir unos tópicos estadounidenses y un hombre que desde pequeño ha ido superándose día a día para hacer saltar la lágrima fácil y que la ternura y debilidad debido al llanto dé el visto bueno para impulsarla hacia los grandes premios, refiriéndome a mejor película y dirección. Mira que gustan las historias bélicas y de superación, pero a mí me cansan, y más si constantemente te están diciendo: “eh, tu, que somos americanos, amamos al país y pase lo que pase defenderé mi tierra” Ya lo sabemos de sobra, eso es una guerra, aun así tu comportamiento desafiante y chulesco es digno de un escolapio que no sabe dónde se ha metido.

Louis Zamperini (Jack O’Connell) fue un ciudadano estadounidense que participó en los Juegos Olímpicos de 1936, y tras estallar la segunda guerra mundial se alistó en las Fuerzas Aéreas estadounidenses. Debido a un accidente estuvo a la deriva durante 40 días hasta que se convirtió en un prisionero de guerra por los japoneses. Su aventura está contada como si fuera un héroe, superando las  tremendas dificultades que tuvo que vivir y las discrepancias que disipó a lo largo de este largo tiempo, sin embargo realzan constantemente este ideal de superación, combatividad y coraje, que a la vez también lo sufrieron todos los compañeros que estaban allí, pero ni una sola mención a ellos ni apenas avances en sus personalidades. Y es que el resto de personajes pasan por allí, hablan y le cuentan sus cosas, desaparecen y no sabes nada. Luego aparecen otros diferentes, y exactamente lo mismo, todos se dirigen a él, como si fuera el jefe del lugar.

Invencible_Ale_MC2

No llega a atrapar, pero tampoco a aburrir, es una circunstancia que no recuerdo haber experimentado. Y mira que la duración es eterna para lo que Angelina Jolie quiere enseñarte, con media hora menos hubiéramos tenido la misma conclusión y no habríamos tenido algunos planos eternos. Porque el naufragio dura su media hora tranquilamente, con algunos momentos rozando la comedia para qué negarlo, aunque el grueso reside en su estancia como prisionero en Japón. Y es ahí donde no logras comprender nada, empezando por la cohesión entre el sufrimiento y la religión. Se da por hecho que el creer en algo es tener la esperanza de que saldrás con vida de la situación que estás, pero por los caminos tortuosos que se lleva esa reflexión no son los adecuados, que hasta en una escena parece dar la sensación de un símil entre el protagonista y Jesucristo, lo cual es hilarante. Tampoco logro comprender la obcecación del líder japonés del recinto con Zamperini, me da la sensación que se ha intentado suavizar el comportamiento burlesco del estadounidense hacia el ciudadano nipón, para no dar una imagen de enfrentamiento a la muerte del ‘valiente’ californiano, pero en la película no se muestra.

Un punto a favor es la dirección de Angelina, la he visto bastante bien para lo que me esperaba. Su próximo proyecto afortunadamente cambia de género y se aleja del bélico, donde ya empezaba a repetir circunstancias y el mensaje. También destaca por encima del resto Jack O’Connell, que empieza una carrera de fondo en los primeros diez minutos y se mantiene hasta el final, parece ser de los pocos que no quieren hundir esta obra, al contrario que Takamasa Ishihara (llamado comúnmente Miyavi), sigo anonadado de su elección para uno de los papeles más importantes, que alguien me lo explique.

Sorprendentemente, el guion (donde aparece el nombre de los Coen) está hecho para gustar a quien tiene que gustar, pero más plano imposible, agravando el mensaje en cada escena y alegando al protagonista todas las situaciones peliguadas, dando a entender que el resto eran una comparsa alrededor del gran salvador. Espero que la participación de estos grandes directores y guionistas fuera puramente circunstancial, porque si no empezaré a pensar que en otra vida han sufrido algún mal por culpa de Angelina Jolie.

Invencible_Ale_MC3

Lo que en determinados momentos parece un copia-pega de Forrest Gump con la excusa del atletismo y El Imperio del Sol con la superación, sin faltar la escena final remarcando el ejército estadounidense y con un patriotismo que se evapora por las venas de todos aunque no quieran darlo explícito, es una película normal que pasará sin pena ni gloria, donde las únicas nominaciones que podrían ser viables son la fotografía y banda sonora, que sin ser nada del otro mundo están bastante pulidas. Tampoco se acusa lo estirado de la historia, no llegué a estar aburrido en prácticamente ningún minuto. Espero que en la próxima aventura de la señorita Jolie salga más contento del cine.

Calificación: 5/10

 
 

Invencible_cartel_original_MCTítulo original: Unbroken

Año: 2014

Duración: 137 min.

País: Estados Unidos

Director: Angelina Jolie

Guión: Ethan Coen, Joel Coen, Richard LaGravenese (Libro: Laura Hillenbrand)

Música: Alexandre Desplat

Fotografía: Roger Deakins

Reparto: Jack O’Connell, Domhnall Gleeson, Garrett Hedlund, Jai Courtney, Takamasa Ishihara ‘Miyavi’, Alex Russell, C.J. Valleroy, John D’Leo, Luke Treadaway, Spencer Lofranco, Finn Wittrock, John Magaro

Productora: The Weinstein Company / Exclusive Media

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (5 votos, Promedio: 9,00 de 10)
Cargando...
Pin It

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.