Falling

¿De tal palo, tal astilla?

Viggo Mortensen dirige, escribe, actúa y compone la música de Falling, una ópera prima con ambición, buenas intenciones, pero desiguales resultados. Las complicadas relaciones paternofiliales son el eje temático principal de este filme que Mortensen vehicula a través de un padre de ideas conservadoras, votante de McCain, cazador, patriota, homófobo, machista y otras lindezas más cuyo hijo (interpretado por Mortensen), homosexual, votante de Obama y de ideas progresistas, tiene que hacerse cargo de él debido a su delicada salud. Unos días en los que los recuerdos afloran y las discusiones no cesan. Los flashbacks se introducen en la narración continuamente y con acierto, en varias ocasiones hilando el presente con el pasado por medio de situaciones similares. No tan plausibles, sin embargo, son los numerosos planos de naturaleza que recogen el discurrir del agua, las flores o los pájaros volando por el cielo, un recurso nada original que nos remite a Malick y su El árbol de la vida (2011), filme que igualmente abordaba las relaciones entre padres e hijos.

Falling, que viene a cuestionar el célebre refrán que reza que de tal palo, tal astilla, se estrenó mundialmente en el Festival de cine de Sundance y tras su paso por Toronto se exhibió en el recientemente clausurado Zinemaldia, donde el director y actor estadounidense recibió el Premio Donostia por toda su trayectoria.

Aunque visualmente elegante en sus comienzos, la película se acomoda después de la presentación de los personajes y no ofrece nada nuevo hasta su conclusión. Todo se ha visto y oído antes. Las continuas peleas entre progenitor y descendiente como con demás familiares terminan agotando por culpa de un humor que no siempre funciona y una ristra de palabrotas y groseros comentarios vertidos por el padre que parecen nunca acabar, no alcanzando la punzante y significativa exasperación que logra Xavier Dolan con las disputas familiares que retrata. El conflicto generacional no ofrece tampoco nada novedoso, regodeándose en lo evidente (chistes y confusiones sobre piercings, pelos de colores, las relaciones sexuales de los gais o la multiculturalidad), por lo que la apuesta de Mortensen se desvanece tempranamente y ya no recupera jamás el vuelo, aunque no por ello no pueda disfrutarse de una obra que posee verdad y sensibilidad, y que invita a reflexionar acerca del perdón y los lazos sanguíneos.

 
 

Título original: Falling

Año: 2020

Duración: 112 min.

País: Canadá – Reino Unido

Dirección: Viggo Mortensen

Guion: Viggo Mortensen

Fotografía: Marcel Zyskind

Música: Viggo Mortensen

Reparto: Lance Henriksen, Viggo Mortensen, Terry Chen, Sverrir Gudnason, Hannah Gross, Laura Linney, David Cronenberg, Bo Martyn, Ella Jonas Farlinger, Etienne Kellici, Carina Battrick, William Healy, Bracken Burns, Taylor Belle Puterman, Gabby Velis, Grady McKenzie, Piers Bijvoet, Ava Kozelj, Noah Davis

Productora: Perceval Pictures, Baral Waley Productions, Scythia Films, Zephyr Films, Achille Productions, Ingenious Media

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (1 votos, Promedio: 10,00 de 10)
Cargando...
Pin It

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.