El gurú de las bodas

Amigos de alquiler

El_guru_de_las_bodas_Ge_MC1

Dough Harris tiene un problema; un problema un poco particular. A falta de dos semanas para casarse con la que parece la chica de sus sueños no tiene ni un padrino ni unos testigos que quieran acompañarle y echarle una mano con su boda. Son las consecuencias directas de su estilo de vida y su personalidad, pues Dough (Josh Gad) es un chico que, además de ser poco sociable, se ha volcado tanto en su trabajo que apenas puede contar con nadie de confianza fuera de él. Aunque claro, nada de esto sería un problema si el bueno de Dough no le hubiera contado a la crédula de Gretchen (Kaley Cuoco), exactamente lo contrario, ya que ella cree que su futuro marido es un hombre carismático al que todos adoran, uno de esos hombres por el que todos se pelearían para ser su padrino. Así que, ¿cómo salir de este embrollo? Dough lo tiene claro; contratando a Jimmy Callahan (Kevin Hart), un particular empresario que ofrece sus servicios como padrino a cambio de una jugosa compensación económica, o lo que viene a ser lo mismo, un amigo de alquiler. Éste es el punto de partida de El gurú de las bodas (The Wedding Ringer, 2015) una comedia sin demasiadas pretensiones que tira de lo absurdo y lo grotesco para hacer reír y que funciona en términos generales, aunque no se libre de ser una de esas producciones olvidables con cierto aire de «producto de usar y tirar».

El debut en la dirección de Jeremy Garelick (guionista de Separados, aquella comedia protagonizada por Jennifer Aniston y Vince Vaughn) parece diseñado para ser una de esas comedias que habitualmente llegan a nuestra cartelera en los meses de verano, cuando el calor aprieta y nuestra sesera no está para demasiados jaleos. Uno de esos ejercicios cinematográficos que hace gala de sus pocos complejos y tiene como principal objetivo aportar una hora y media de frescura y entretenimiento, cosa que consigue si no se le piden peras al olmo. Tirando de descaro, un poco de labia y espíritu gamberro, la película se perfila como una especie de híbrido entre Hitch (Andy Tennant, 2005) y una comedia a lo Buddy Film con una dosis extra de poca vergüenza y algunos préstamos de películas como Resacón en Las Vegas (2009) y otras producciones en la que la juerga es la protagonista. Una propuesta que se asienta en una trama que no se preocupa demasiado de inspirar verosimilitud ya que aquí se prefiere buscar las risas a través de los continuos gags que pueblan el libreto, del amplio repertorio de personajes excéntricos y de particular química entre sus dos protagonistas principales.

El_guru_de_las_bodas_Ge_MC2

Siendo un poco observador se pueden encontrar algunos puntos interesantes en los que El gurú de las bodas pone su punto de mira, aunque sea de una forma algo tontorrona y superficial: El significado de la amistad, la importancia de la honestidad hacia aquellos con quienes nos relacionamos, la necesidad de la sinceridad en nuestro entorno familiar y personal o la obligación de luchar contra las consecuencias del exceso de trabajo son algunos de los valores que se ensalzan en una cinta que por suerte no abusa de edulcorante y dosifica sus toques dramáticos reduciéndolos al mínimo, algo que también podemos contar como todo un acierto, ya que esto hubiera hecho un flaco favor al espíritu desvergonzado de la propuesta de Jeremy Galerick.

Como resultado tenemos una película que hace de su simpleza su bandera. Una opción que, al no tomarse demasiado en serio a sí misma, gana en carisma y funciona por momentos superando a veces con brío sus evidentes carencias (aunque ello no quite que otras veces parezca más una comedia televisiva de poca transcendencia que otra cosa). Estamos ante una producción que se desarrolla a ritmo de pop y que tiene como principal baza la frescura de Hart y Josh Gad en pantalla. Además, ofrece un par de momentos inspirados que compensan la sosedad y lo recurrente de una trama que es tan previsible como poco ocurrente.

En definitiva, El gurú de las bodas es una de esas películas mil veces vistas que responden a un prototipo que nos sabemos de memoria y que con toda seguridad vamos a ver un buen número de ocasiones más. Algunos la tacharán de innecesaria y otros agradecerán la oportunidad de poder desconectar de la rutina viendo un puñado de locuras Made in Hollywood. Además, dependerá mucho de la tolerancia del espectador hacia el humor grueso a la hora de que éste salga satisfecho o un poco molesto del cine. Sea como sea, objetivamente no se puede llevar más de un aprobado raspadito, y esto siendo un poco generosos. Hacerlo de otra forma no sería justo para una cinta que en el fondo no deja de ser lo que es y no se disfraza de nada.

Calificación: 5/10

 
 

El_guru_de_las_bodas_Ge_MCcartelTítulo original: The Wedding Ringer

Año: 2015

Duración: 101 min.

País: Estados Unidos

Director: Jeremy Garelick

Guion: Jeremy Garelick, Jay Lavender

Música: Christopher Lennertz

Fotografía: Bradford Lipson

Reparto: Kaley Cuoco, Josh Gad, Kevin Hart, Alan Ritchson, Olivia Thirlby, Cloris Leachman,Nicky Whelan, Jorge García, Catherine Chen, Tristin Mays, Natalina Maggio, Mimi Rogers, Ally Mello, Nikki Leigh, Whitney Cummings, Josh Peck, Lindsay Pearce,Ashley Jones, Arianna Gomez, Ken Howard, Nikki Wright, Aimiomode Anetor

Productora: Miramax Films / LStar Capital / Screen Gems / Will Packer Productions

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (5 votos, Promedio: 10,00 de 10)
Cargando...
Pin It

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.